Eugenia Martínez de Irujo y Fran Rivera en los Juzgados

Hace unos días hablamos de que Fran Rivera interpuso una demanda en el mes de julio para reclamar la guardia y custodia de su hija Cayetana, que actualmente vive en Madrid con su madre, Eugenia. Al parecer habría sido la menor la que habría pedido a su padre que quería irse a vivir con él a Sevilla, lo que habría sido el detonante para que Fran Rivera iniciase los trámites judiciales para solicitar la guara y custodia, algo que provocó una ruptura de relaciones entre el torero y la familia de Eugenia Martínez de Irujo, especialmente con la Duquesa de Alba, con quien Fran Rivera había mantenido hasta entonces una buena relación.

A día de hoy, Eugenia Martínez de Irujo y su ex marido, Francisco Rivera, se han dado cita en los Juzgados de Familia de Madrid donde se ha producido la vista oral por la custodia de su hija Cayetana. El pasado mes de julio el diestro solicitó la custodia de la hija de la pareja, que hasta entonces ha vivido con su madre.

Antes de las nueve de la mañana la Duquesa de Montoro llegaba acompañada de su hija Cayetana a los juzgados de familia de Madrid. Eugenia quiso evitar que la pequeña de trece años entrará por la puerta principal donde se encontraban varios medios de comunicación, por eso dejó a la niña en una puerta trasera de los juzgados. La Duquesa, muy seria, con unas maxi gafas de sol que cubria su mirada, evitó hacer declaraciones y contestó con un simple ‘gracias’.

Cuarenta y cinco minutos después era Francisco Rivera quién llegaba a la sede judicial acompañado de sus abogados para presentar los motivos por los que reclama la custodia de su hija. El diestro evitó contestar a ninguna de las preguntas que se le hicieron a su llegada. A partir de las diez de la mañana se produjó la llegada de los testigos de ambas partes que han tenido que declarar ante el juez. La pequeña Cayetana también se ha visto obligada a contestar las preguntas del tribunal, algo que se podría haber evitado si sus padres hubieran podido llegar a un acuerdo.

Pasadas las doce del mediodía Eugenia y Francisco abandonaron los juzgados, cada uno por su lado y sin cruzar palabra. La única que realizó declaraciones fue Cristina Peña, letrada de la Duquesa de Montoro, que afirmó que se remite a lo que diga el Tribunal. .

En dos semanas se conocerá la decisión de la juez y saldremos de dudas.

¿Quieres saber dónde se encuentran tus famosos favoritos en todo momento? Visita www.beblab.com

Anuncios