La Infanta Cristina se adapta a su nueva vida

Parece que la hija del Rey se está adaptando a su nueva vida en Barcelona. Desde que se mudaron otra vez a Barcelona, poco o nada hemos sabido de Iñaki Urdangarín, mientras que su esposa se dedica en cuerpo y alma a recuperar la normalidad de su vida asumiendo el papel de mujer trabajadora y madre.

Cada mañana, la Infanta Cristina acompaña a sus hijos al colegio antes de acudir a la oficina de la Fundación La Caixa para desempeñar sus obligaciones laborales. Así, por segundo día consecutivo, la hemos visto acompañando a sus hijos Miguel e Irene a la puerta del Liceo Francés donde ambos estudian tras su vuelta de Washington.

Mientras tanto, todo indica a que Iñaki Urdangarín se queda en casa preparando junto a su abogado Mario Pascual Vives su defensa. Aunque su situación parece complicarse cada día más, el Duque de Palma ha pedido una excedencia en Telefónica para dedicar todo su tiempo a organizar el día del juicio. Sin embargo, el letrado nos ha sorprendido afirmando:

Ya veremos si el yerno del Rey se siente con ánimos para declarar de nuevo ante el juez y dice que no opina nada especial sobre el hecho de que hayan pedido los informes para justificar los pagos sanos.

Anuncios