David Molina, el maquillador más famoso entre las famosas

Rubio, alto y elegante son los tres primeros calificativos con los que se puede describir a David Molina en una primera impresión. Pero transcurridos 10 minutos de charla puedes entender por qué ha logrado consolidarse como uno de los maquilladores más solicitado entre los famosos. Carismático y muy cercano nos recibió en las oficinas de Pure Comunicación, agencia encargada de gestionar la imagen de este artista del make up.

Beblab, la nueva red social de famosos te trae todas las novedades y curiosidades del mundo de los famosos. En ésta ocasión hemos entrevistado, especialmente para los lectores de Beblaggers a uno de los maquilladores más exitoso y reclamado por las celebrities.

David Molina Schwedes, de ascendencia española y alemana, canario de nacimiento, trotamundo por profesión y maquillador profesional por vocación. Comenzó su andadura a la temprana edad de 16 años, como asistente de maquillaje en la agencia de producción fotográfica propiedad de su madre, en la Isla de Gran Canaria. Fue entonces cuando descubrió lo que realmente le apasiona: el arte del maquillaje.

Se trasladó a Barcelona a estudiar maquillaje profesional en la escuela Stick Art Studio, decisión que cambiaría su vida ya que la directora del centro, la conocida maquilladora Corinne Pérez, fue quien descubrió a David y lo recomendó para trabajar para la prestigiosa casa Christian Dior, en Paris, ciudad que fue testigo del despliegue de la prometedora carrera de Molina.

Ese tan sólo fue el comienzo de una larga andadura como maquillador, que poco años más tarde, le daría la oportunidad de ser reclamado por grandes marcas como Versace, Christian Dior o Givenchy.

Fue en Versace, como maquillador de las pasarelas de Italia y España dónde tuvo su primer contacto con top models. Una lista interminable de modelos como: Gisele Bundchen, Heidi Klum, Camila Alves, Martina Klein, Laura Sánchez, entre otras. Pero la lista no se limita a modelos de alta costura. Otro número considerable de celebrities del cine, música, televisión  y del mundo del espectáculo han pasado por sus manos. Desde actrices nacionales hasta estrellas internacionales como Kylie Minogue, Kevin Costner, Ashton Kutcher o Paris Hilton.

David, como uno de los maquilladores más conocido en el mundo del show business, cuéntanos: ¿qué piden las celebrities?

No te puedo decir algo en concreto. Cada una es un mundo. Por lo general las famosas se conocen muy bien. Saben lo que les favorece y lo que no, sea de día o de noche. Luego hay quienes son más abiertas a las sugerencias, pero ya te digo, por lo general tienen muy claro lo que te van a pedir.

Por ejemplo a Carolina Cerezuela le encantan los ojos ahumados, un maquillaje más de tarde – noche; pero ella lo lleva desde la mañana y no hay quien la haga cambiar de opinión.

Trabajar con famosas es complicado, ¿son tan caprichosas cómo parecen?

No todas, pero si hay algo de cierto en eso. Por ejemplo a Chábeli Iglesias no la puedes maquillar si no es con los productos que ella misma te da; al parecer tiene fobia a que la toquen brochas que han pasado por otras caras. Pero también te puedo dar el ejemplo de Paris Hilton, que puede parecer que dá una imagen de innacesible y, sin embargo las veces que la he maquillado ha sido muy amable y agradecida. Liv Tyler es un encanto, muy humilde. Ashton Kutcher divertidísimo. O Victoria Beckham, que la verdad es que es muy maja y sencilla.

Cuéntame, David, ¿qué se necesita para trabajar con famosos?

He aprendido en estos casi 20 años de profesión, a tener un toque de psicología para saber adelantarte a lo que me van a pedir. Pero el profesional del maquillaje ya de por sí lo hace. Analizar el contorno de la cara, el tono de piel, el color de los ojos… El buen humor es imprescindible. Me esmero porque todos queden satisfechos. Pero más o menos conocidos o no, no dejan de ser persona y, guardo gran recuerdo de muchos de ellos y he forjado amistades con algunos. Ana Obregón es maravillosa, la conozco hace muchos años. Carmen Lomana también; siempre quiero maquillarla más, pero a la hora de maquillarse es muy sencilla y prefiere ser discreta.

¿Qué famosas te parecen más guapas sin maquillaje?

Casi todas las modelos, son muy guapas al natural. María León, tiene unos ojos impresionantes. Cristina Brondo es muy guapa. Pero si tengo que elegir a una, elegiría sin dudas a Kylie Minogue; tiene una piel impresionante.

Cuéntanos alguna anécdota, David. Que seguro tienes varias…

Jajaja. No te voy a dar nombre, pero hay una celebrity muy conocida, que por contrato siempre está a dieta porque tiene mucha tendencia a engordar. Me llevo muy bien con ella y siempre que viene a España y la maquillo, ¡le llevo jamón serrano a escondidas porque le encanta!

Y especialmente para los Beblovers. ¿algún consejillo de maquillaje para la gente de a pié?

Ahora el eyeliner está de tendencia. Vuelven los ojos rasgados y marcados con mucha fuerza. La naturaleza no tiene líneas rectas; el rostro tampoco. El efecto que logramos al desenfocar la forma redonda natural del ojo, es de misterio, agresividad, fuerza. Si delineas el ojo, sea con una línea gruesa o fina, estarás a la última. Ahora se lleva el eyeliner difuminado en la parte de abajo, lo que se llama “ojos bambi”.  Y de noche los ojos ahumados siguen on top en variedad de colores.

David Molina hace 4 años que dejó la rutina de viajar de un lado a otro por trabajo, para instalarse en Barcelona definitivamente. Inmerso en numerosos planes, regenta su propia empresa de imagen, la agencia DM y continúa cosechando éxitos a nivel profesional. Asesorando desfile de moda, eventos y diferentes proyectos del mundo del espectáculo, éste artista también sigue implicado en la creación de productos de belleza y maquillaje.

Además de crear varios productos para grandes marcas, ahora saca su propia línea de maquillaje: Lola Barcelona. Una apuesta trasgresora que combina por ejemplo un pintalabios con luz, especialmente creado para esas noches de fiesta.

Nuestra enhorabuena y los mejores deseos para David Molina. Estamos seguros que aún queda un camino muy largo de triunfos para él, porque su carisma y talento son la mejor garantía de su éxito. Y eso no se aprende. O se tiene, o no se tiene…

Anuncios