La Infanta Cristina vuelve al trabajo

La Infanta Cristina ha retomado su trabajo diario en las oficinas de La Caixa de Barcelona. La Duquesa de Palma de Mallorca llegó a la entidad a primera hora de la mañana, caminando tranquilamente y mostrando la mejor de sus sonrisas.

Doña Cristina llegaba al trabajo sobre las 9’30 horas, caminando tranquilamente e intentando pasar desapercibida entre los otros trabajadores que llegaban a esa hora. Sonriendo y con un portátil en la mano,Cristina  muy elegante en este primer día de trabajo con un veraniego conjunto formado por pantalón blanco, camisa del mismo color con pequeños estampados y chaqueta. Curiosamente la hija menor de los Reyes lucía la identificación de la entidad bancaria colgada del cuello.

La Duquesa de Palma de Mallorca es directora del Area Internacional de la Obra Social de la entidad catalana, cargo que mantuvo durante su estancia en Washington y que la obligaba a viajar constantemente a Barcelona y también a países en los que la entidad tenía proyectos en marcha. Ahora, de nuevo en Barcelona, Doña Cristina acudirá diariamente a su despacho y podrá volver a reunirse con sus compañeros con los que mantiene un trato muy cordial.

Al parecer, la decisión de volver a Barcelona se ha debido al deseo del Duque de Palma de preparar mejor su defensa, lo que unido al hecho de que la Infanta Cristina temía el desarraigo de sus hijos por estar tanto tiempo fuera de su país, han hecho a la familia tomar esta decisión que nadie esperaba.  Por lo pronto, los cuatro hijos de la pareja volverán a estudiar en el Liceo Francés, en el que estudiaban antes de su partida a Estados Unidos.

Los duques han puesto a la venta su casa de Pedralbes, que tiene una carga hipotecaria con La Caixa de 6.316.000 euros, entidad que será la encargada de venderla.

Por otro lado, Urdangarín ahora sin trabajo, negocia con Telefónica una compensación por ruptura de contrato que podría ascender a 4,5 millones de euros.

Anuncios