La Obregón cabreada

La multidisciplinar Ana Obregón ha vivido un verano tan tranquilo, sin paparazzis. O eso cree ella, porque Beblab la ha pillado en plenas vacaciones en Ibiza, vestida de lo más sencilla y mostrando su cara sin maquillaje. Sólo le faltaban los rulos…

Pero la bióloga más famosa de España no ha tenido más remedio que volver a sus orígenes y hacer su posado playero de todos los años. Sin embargo, en esta ocasión ha fallado el atrezzo de olas que siempre resulta más sugerente, y se ha quedado tan sólo con un estilismo ibicenco muy vintage.

Faltaban esas fotos para cerrar su verano menos ardiente, donde la carencia de macizos a su alrededor ha sido la tónica dominante. Mejor para ella porque ese tipo de perfil acaban vendiéndola por dos de pipas y contando intimidades.

Poco se ha sabido de la bióloga hasta que llegó el huracán Isaac a las costas de Florida y desbarató los planes de la artita, que muy mosqueada tuvo que cambiar su vuelo en el mismo aeropuerto de Barajas (Madrid). Allí coincidió con Boris Izaguirr,e que viajaba con su marido rumbo a Bali.

Mientras sacaba un nuevo billete para ella y su hijo, que volvía a su universidad vía Nueva York, aún tuvo tiempo para explicar a otros pasajeros su nuevo calendario escolar y, por supuesto, renegar de Isaac. Sólo le faltó decir: “¿Y cómo me puede hacer esto un huracán si me esperan varias series, dos programas de televisión, cinco entrevistas, ocho …. en Miami?”. Pues lo hizo. Y de paso se convirtió en la estrella del vuelo divirtiendo a sus compañeros de bussines. Bien por ella.

Anuncios