Francisco Rivera no se rinde

El verano de Francisco Rivera y Eugenia Martínez ha estado marcado por el distanciamiento que ambos tienen desde que el torero presentara una demanda para obtener la custodia de su hija.

En julio, Cayetana pasó unos días con su padre, con el que dejó de manifiesto que quiere vivir en Sevilla.
Pero Eugenia no tiene intención de mudarse a Sevilla porque Fran deba cambiar de domicilio y cree que, después de haber pasado un año interna en Reino Unido, lo mejor sería que volviera  a su anterior colegio con sus compañeros en Madrid.

Eugenia no está viviendo uno de sus mejores veranos y la duquesa de Alba, consciente de ello, emitió unas declaraciones confesando que no entiende el motivo que ha llevado a su ex yerno favorito a tomar esa decisión.

“Creo que como padre tengo todo el derecho a que -Cayetana, su hija- viva conmigo. Nada más, no hay que buscar motivos raros y menos hablar de caprichos de una niña”.

Así lo ha declarado el torero a Vanitatis, donde ha aprovechado para acallar los rumores de una inminente retirada, aunque reconoce que es cierto que cada vez está más cerca. Rumores de una posible despedida que se venían escuchando entre los taurinos debido, precisamente, a la petición de su hija de vivir con él.

De momento, Eugenia ha podido disfrutar de este mes junto a su hija Cayetana en Ibiza.

Y es que los famosos no son los únicos que están de vacaciones. Los juzgados de Familia también. Por ese motivo, Fran y Eugenia deberán esperar hasta septiembre hasta que el contencioso por la solicitud del torero de la custodia de la hija se actualice.

Anuncios