Kristen Stewart, arrepentida

 

 

Todo acto tiene sus consecuencias. Y ahora, Kristen Stewart, se siente mal por haberle sido infiel al famoso vampiro de la saga, Robert Pattinson. Está instalada en casa de su amigo y productor Giovanni Agnelli, y no hace más que comer helado, tomar bebidas energéticas y fumar cigarrillos. Kristen está tan deprimida que ha dejado de lado su vida profesional y no levanta cabeza. Sus amigos le recomiendan acudir al psicólogo pero ella se muestra reticente a estas sabias propuestas.

Una parte de ella no quiere sentirse mejor, asegura un amigo de la joven.

Está claro que la Stewart no está pasando por sus mejores momentos personales. Y es que, desde que se rompió la vampírica pareja, Pattinson no ha querido volver a verla.

¿Pensáis que habrá reconciliación?

Anuncios