El revolcón de Katy Perry

Kate Perry  sufrió un inesperado y cómico accidente mientras rodaba un anuncio.

La combinación bikini provocativo + toboganes de impresión, fueron la causa de tal bochornosa situación, que dejó a la cantante con el culo al aire. Ocurrió en California, en el parque acuático Raging Waters, donde grandes y pequeños acuden a diario para darse un chapuzón. ¡Lo que ellos nos sabían es que se encontrarían a la interprete de ‘Fireworks’ desnuda!

Lejos de avergonzarse como hubiéramos hecho muchas, Katy hizo gala de su buen humor y continuó trabajando. ¡Hasta se volvió a tirar!

Anuncios